parahacerseoir.org  |  Nacionales
Para Hacerse Oír al Presidente Macri: protección legal para las dos víctimas del aborto, el niño por nacer y la madre que sufre el duelo post-aborto
Domingo 29 Ene 2017, 03:23 am  |  Compartir en:      
Para Hacerse Oír-Hablemos Claro ha dirigido una carta al Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri -a la que invita a adherir en su plataforma- en la cual solicita al Jefe de Estado que implemente una política de Salud Pública que reconozca una verdad científica irrefutable como los es la existencia de vida humana desde el primer instante de la concepción.

A continuación, el texto íntegro de la misiva.

Señor Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri
c/c Señora Marta Gabriela Michetti, Presidenta del Senado Nacional y
Señor Emilio Monzó, Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación


De mi mayor consideración:

En vísperas de Año Nuevo nos dirigimos a usted para solicitarle insistentemente que, con todo empeño, implemente en el Gobierno Nacional una política de Salud Pública que reconozca una verdad científica irrefutable como los es la existencia de vida humana desde el primer instante de la concepción.

En efecto, conforme lo declaró la Academia Nacional de Medicina en Octubre del año 2010, “el niño por nacer científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comienza en el momento de la concepción”, afirmación que tiene fundamento en una “demostración experimental” y por tanto no constituye “un argumento metafísico o una hipótesis teológica”. (cfr. Plenario de la Academia Nacional de Medicina en su Sesión Privada del 28 de Julio de 2004, reafirmado en el 2011).

De ahí que, sin lugar a duda alguna,el aborto voluntario constituye “el acto de mayor discriminación y de mayor violencia que es decidir quién nace y quién no.” (Cfr. Lic. Araceli Ramilo Álvarez, in AICA-Documentos)

Verdad evidente, de la que deben tomarse conciencia en todos los ámbitos del Gobierno Nacional y, en particular en el de la Salud Pública.

No reconocerla o favorecer el aborto voluntario como un derecho, sin lugar a dudas, responde por tanto a
“un reduccionismo ideológico de los Derechos Humanos pues nada puede justificar el quitar la vida a un ser inocente y vulnerable en el seno de su propia madre, desconociendo el Primer Derecho Humano Universal que es el Derecho a la vida a partir del cual tienen sentido los demás derechos.”
(Cfr. Lic. Ramilo Alvarez, op.cit.).

Tanto más que, en todo aborto voluntario, hay una segunda víctima: la misma madre, cuya salud física y psicológica se verá profundamente afectada por la experiencia más deshumanizante que se pueda sufrir como por las consecuencias del denominado duelo post-aborto cuyas afecciones físicas y psíquicas dejan heridas profundas difíciles de curar. (Cfr. Lic. Ramilo Alvarez, op. Cit.)

Señor Presidente,
ya es hora de que el tema sea abordado sobre bases científicas serias e irrefutables, respetando el derecho de quienes no tienen voz pero sí vida y que, en lugar de dar cabida a proyectos de muerte, sean implementados programas de atención integral a la madre y al niño por nacer –desde el primer instante de la concepción- que incluyan asistencia médica, psicológica social y económica, en orden a fortalecer el vínculo madre-bebé y de no ser posible establecerlo favorecer la adopción ¡pero nunca la muerte de un ser inocente!
Programas de atención integral sobre los que no se pone el foco de la atención aún cuando, de acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las complicaciones del aborto peligroso son la causa del 13% de las muertes maternas, mientras que aproximadamente el 80% son debidas a causas directas, entre las que se destacan las hemorragias intensas, las infecciones, los trastornos hipertensivos del embarazo y el parto obstruido. (Cfr.ww.who.int/making_pregnancy_safer/topics/maternal_mortality/es/index.htm.[/n])

Señor Presidente,próximos a la conmemoración del Día del Niño Por Nacer (25 de Marzo),
le insistimos en la urgente necesidad de que ponga en marcha un plan de salud que contemple la implementación de todas las herramientas legales para que en nuestro ordenamiento jurídico resulten siempre protegidas las dos víctimas del aborto voluntario: la del niño por nacer que no verá la luz y la de la madre que sufrirá terriblemente las consecuencias del duelo post-aborto.
Agradeciéndole anticipadamente su respuesta afirmativa en nombre de todos los niños por nacer de las futuras generaciones, saludo a usted atentamente,

Envíe ahora mismo esta petición al Presidente Mauricio Macri haciendo clic en:: http://www.hacerseoir.org/peticiones.php?id=85
Adm   |   Copyright 2017   ©   Para Hacerse Oír-Hablemos Claro   |   Todos los derechos reservados   |   web design Triliton